Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Ventajas Saludabit: calculador de necesidades calóricas Ventajas Saludabit
Valora este contenido

Para mantener nuestro organismo vivo y para realizar cualquier movimiento o esfuerzo físico necesitamos energía. Esta energía la obtenemos a partir de los alimentos que ingerimos gracias a las reacciones químicas que se producen a nivel celular. Cada individuo tiene unas necesidades calóricas específicas que dependen de diferentes parámetros como la edad, la altura, el peso corporal, la actividad física que realiza, así como el embarazo o la lactancia en mujeres.

Te presentamos el Calculador de Necesidades calóricas de Saludabit.

Las calorías que necesitamos

La manera más sencilla de averiguar las necesidades diarias de energía de una persona es a través de fórmulas que hacen una estimación en función de todos los parámetros involucrados. Estas fórmulas se han ido perfeccionando a partir de experimentos empíricos por calorimetría directa (disipación de calor del organismo) o indirecta (a partir del consumo de O2 y producción de CO2).

Las fórmulas para calcular las necesidades calóricas tienen en cuenta si el peso corporal de la persona es el adecuado. De este modo, en caso de sobrepeso u obesidad, esto es, si se presenta un IMC por encima de 25, el resultado incluye una reducción de las calorías aportadas para que se normalice el peso. En ese caso, las necesidades calóricas se cumplirán si se llevan a cabo dietas para adelgazar.

Tasa metabólica basal

El principal componente de las necesidades calóricas de un individuo es la tasa metabólica basal o en reposo que es la energía necesaria para mantener las estructuras y tejidos del organismo.

Actividad física

El segundo elemento de gasto energético es la actividad física. Este es el más manipulable, pues se puede aumentar el gasto calórico incrementando la actividad física.

Por un lado, el calculador de necesidades calóricas contempla el gasto energético producido según el tipo de trabajo (sedentario, ligero, activo o muy activo). Por otro, tiene en cuenta las horas practicadas a la semana de diferentes disciplinas deportivas.

Efecto térmico de los alimentos

Se trata de otro de los factores que influye en las necesidades calóricas y supone cerca del 10% de las necesidades calóricas totales. Viene determinado por los procesos de digestión y asimilación de los alimentos. De este modo, las proteínas necesitan más inversión energética para ser digeridas, seguidas de hidratos de carbono y de grasas.

Formación de tejidos

En niños y en mujeres en periodo de gestación o de lactación, las necesidades de energía incluyen la cantidad de calorías asociada al crecimiento o a la formación de nuevos tejidos o a la creación de leche.

Calculador de necesidades calóricas Saludabit

El calculador de necesidades calóricas de Saludabit es uno de los más completos y fiables que existen. Para obtener nuestras necesidades calóricas diarias solo hay que introducir el sexo, la fecha de nacimiento, la altura, el peso, el tipo de trabajo y las horas semanales que se dedican a un deporte específico. Finalmente, si eres mujer y estás embarazada, deberás especificar el mes de embarazo o si estás dando el pecho.

Para poder acceder al calculador de necesidades calóricas solo tienes que estar registrado. Regístrate gratis en Saludabit y disfruta del calculador de necesidades calóricas y del resto de indicadores de salud:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *