Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Turismo espiritual Bienestar, equilibrio y salud mental
5 (100%) 3 votes

Ya están próximas las vacaciones. Disponer de unos cuantos días para descansar, conocer nuevos lugares o, por qué no, conocerse mejor a uno mismo es esencial para cargar las pilas. Todo está permitido. En cualquier caso, sea cual sea la naturaleza de las vacaciones, siempre serán buenas para el bienestar y la salud de quien las disfrute.

Es interesante incluir actividades centradas en el bienestar, la salud y la estética como sucede en los balnearios, los spa o los circuitos wellness. Mucha gente acude a estos centros para desconectar del estrés y relajarse. En ellos se puede optar por toda una serie de terapias que, en el peor de los casos, permitirán disfrutar de unas jornadas de relax y bienestar. El cuerpo nos lo agradecerá.

Bien, lo del cuerpo lo tenemos resuelto. Pero, ¿y el espíritu? Para dar respuesta a la necesidad vital de no cuidarnos únicamente por fuera, existe la opción del turismo espiritual. No es ninguna tontería. Se trata de centrarse en el conocimiento de uno mismo, el bienestar interior y el equilibrio entre cuerpo y mente.

Estancia en un monasterio: salud y bienestar interior

Lo dicho, un estilo de vida saludable también incluye el bienestar interior. Las personas que deciden realizar un retiro espiritual, pueden optar por estancias, retiros y cursos con diferentes comunidades como la budista. Otra opción es  hospedarse en un monasterio. En este entorno silencioso, el principal hallazgo es el conocimiento de uno mismo.

El Císter: estancias limitadas, pero a buen precio

Si te gustó ‘El nombre de la rosa’ y siempre te has preguntado qué se cuece realmente en un monasterio, en España son varios los cenobios que permiten pasar una temporada entre sus muros cuasi milenarios, como los cistercienses de Santa María de la Oliva, en Navarra y el de Poblet, en Tarragona. Las mujeres deberán dirigirse al primero, ya que es mixto. El segundo únicamente admite hombres.

La comunidad monástica cisterciense está constituida por cristianos que desean vivir el evangelio según las pautas de la regla de san Benito. La comunión fraterna, la oración y la lectura orante de la palabra de Dios son algunos de los elementos fundamentales de la regla benedictina. Otro de los aspectos esenciales de la orden del císter es la acogida, por ello sus monasterios cuentan con hospederías en las que dar cabida a todos aquellos que van buscando unos días de recogimiento, paz y meditación en un clima de silencio.

Pero todo lo bueno dura poco, la estancia está limitada a un máximo de siete días, salvo circunstancias especiales o almas descarriadas en exceso.

En lo referente a las comidas, hay que adaptarse al horario de los monjes, exigiéndose monacal puntualidad y carecer de delicadeza para la comida (no se sirve nada diferente de lo del resto de la comunidad).

El precio de este paraíso en la tierra es lo más llamativo: la aportación económica queda a la libre consideración de cada uno. No es de extrañar, pues, que se pueda producir algún caso de overbooking monacal. Para no quedarnos sin nuestra semana de contemplación, es recomendable reservar con la adecuada antelación. AMÉN.

Tu nuevo horario en el monasterio

05:15 Vigilias (en el CORO de la iglesia, con los monjes)

07:00 Laudes (en el CORO de la iglesia, con los monjes)

08:00 Misa Conventual (en los BANCOS de la nave de la iglesia)

08:45 Desayuno

13:00 Oración del mediodía (en la capilla)

13:15 Comida

18:30 Vísperas (en los BANCOS de la nave de la iglesia)

19:00 Cena

20:15 Lectura (en la sala capitular)

20:30 Completas (en el CORO de la iglesia, con los monjes)

 

Saludabit cuida de tu salud: la exterior y la interior. Consulta con nuestros expertos en salud sobre temas de salud, nutrición y bienestar del cuerpo y la mente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *