Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Crying and smiling masks in hazy light. Bienestar, equilibrio y salud mental
Valora este contenido

Excéntricos, creativos y geniales. Los pacientes bipolares pueden pasar por períodos de gran energía y creatividad. De ahí que algunos artistas, músicos y creadores como Mozart, Van Gogh y Allan Poe se hayan relacionado con esta enfermedad. Pero esta es solo la parte pintoresca y atractiva de una enfermedad altamente incapacitante como es el trastorno bipolar.

Esta enfermedad se conocía anteriormente como psicosis maniacodepresiva. Y para los que la padecen, la vida puede ser una montaña rusa de emociones que va de la euforia o la manía a la depresión en un breve lapso de tiempo.

Se trata de una enfermedad en la que juega un papel muy importante el entorno del paciente, familiares y amigos. La ayuda psicológica puede constituir un elemento de apoyo importante para poder sobrellevarla.

Definición, clasificación y síntomas

El trastorno bipolar es una enfermedad psiquiátrica que se caracteriza por variaciones acentuadas del estado de ánimo. Esta enfermedad está considerada como la “sexta causa de incapacidad en el mundo” según la Organización Mundial de la Salud. Los diferentes episodios que se alternan en el transcurso de la enfermedad son:

  • Episodio maníaco.  El paciente sufre los síntomas durante más de una semana, entre los que se encuentran euforia, irritabilidad y comportamiento agresivo, delirios de grandeza, falta de sueño, aceleración, optimismo exagerado y, en los casos más graves, acontecimientos psicóticos como delirios o alucinaciones.
  • Episodio hipomaníaco. El paciente sufre durante al menos cuatro días los mismos síntomas que en la manía pero de manera menos intensa. Precede a una fase de manía o depresión.
  • Episodio depresivo, de al menos dos semanas de duración, el paciente sufre una tristeza intensa, fatiga, alteración del apetito y de los hábitos de sueño, baja autoestima y concentración, ideas suicidas o síntomas psicóticos.

También pueden darse episodios mixtos en los que se mezclan síntomas de manía y depresión.

Existen diferentes grados o tipos de la enfermedad en función de la gravedad de sus síntomas. El Tipo I es el más grave, en el que se alternan episodios de manía y depresión. También pueden darse manifestaciones psicóticas (ilusiones y alucinaciones). El Tipo II se caracteriza por la aparición de episodios depresivos y de hipomanía sin síntomas psicóticos. Finalmente, el Tipo Ciclotímico determina ligeras alteraciones del estado de ánimo con pequeños períodos de manía y depresión, separados por fases de estabilidad.

El diagnóstico del trastorno bipolar no es tarea sencilla. Muchos de los síntomas que presenta un paciente con trastorno bipolar pueden atribuirse a otras enfermedades y circunstancias (depresión, esquizofrenia, consumo de drogas, tratamiento con algunos fármacos, etc.). Por ello, los pacientes tardan una media de 10 años en ser diagnosticados.

Tratamiento del trastorno bipolar

No existe un tratamiento que pueda dar solución a la enfermedad bipolar. No existe una cura completa y definitiva, pero sí se pueden llegar a prevenir nuevas crisis y alcanzar amplios períodos de estabilidad.

En primer término, el tratamiento se centra en controlar los síntomas de los diferentes episodios de manía y depresión. A largo plazo, la intención es reducir la frecuencia de las crisis y evitar los ciclos y las recaídas. Para ello, el tratamiento incluye diferentes psicofármacos, como estabilizadores de ánimo, antidepresivos o antipsicóticos.

Por otro lado, el apoyo psicológico y social y la ayuda de familiares y amigos pueden ser decisivos para controlar los cambios de comportamiento a los que se ve sometido el paciente y para que cumpla con el tratamiento establecido. Una mentalidad positiva y un entorno afectuoso por parte de la familia y del entorno más cercano del paciente con trastorno bipolar pueden ser determinantes para reducir la frecuencia e intensidad de los ciclos de depresión y manía. En este sentido, las asociaciones de pacientes pueden ser una herramienta muy útil para enfrentarse a la enfermedad con más garantías.

Para más información sobre el trastorno bipolar consulta a un psicólogo online. La información, el apoyo y la ayuda psicológica son herramientas esenciales para hacer frente al trastorno bipolar y al resto de patologías psiquiátricas.

La salud es el principio de todo. En Saludabit te ayudamos a cuidarla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *