Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Tarta de queso Recetas
Valora este contenido

Los enamorados festejan su amor en un día tan especial como es San Valentín. En esta fecha señalada, a todos nos gusta tener algún detalle especial con nuestra pareja.

Hoy en Saludabit te animamos a adentrarte en el mundo de los fogones: ¡Cocínale un postre sabroso y saludable a tu persona especial! Te proponemos una receta fácil: Tarta Cheesecake sin gluten. Porque los celíacos también tienen derecho a celebrar su amor. Si no eres celíaco, también vale.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína que está presente en la semilla de varios cereales, entre otros el trigo, el centeno y la cebada. Aparece en alimentos de consumo habitual como el pan, los cereales o la harina.

Algunas personas presentan dificultades para digerir adecuadamente el gluten, lo que provoca además una reacción del sistema inmunológico. Esto tiene como consecuencia la inflamación de la mucosa del intestino delgado lo cual dificulta la absorción de nutrientes. Es lo que se conoce como enfermedad celíaca o celiaquía. Suele ser una enfermedad de difícil diagnóstico que trae de cabeza a los especialistas de aparato digestivo. Sin embargo, la solución es simple y consiste en retirar el gluten de la dieta.

Sin embargo, en los últimos años se ha elevado considerablemente el número de personas que retiran el gluten de su dieta alimentaria por capricho o por moda, manteniendo que esto determina beneficios sobre su bienestar y salud, cuestión que no tiene ninguna base ni evidencia que lo respalde.

En Saludabit te recomendamos que si tienes alguna duda sobre el gluten y sus efectos sobre la salud lo consultes con un profesional de la salud.

A continuación, la receta de la tarta cheesecake sin gluten.

Ingredientes

– Galletas sin gluten (o con gluten si no eres celíaco), 210 gramos
– Mantequilla, 95 gramos
– Queso cremoso, 430 gramos
– Nata para montar, 200 ml
– Gelatina, un sobre
– Agua, 250 ml
– 50 gramos de azúcar
– Mermelada de fresa, 210 gramos
– Gelatina en láminas

Preparación

En primer lugar, hay que elaborar la base de la tarta. Para ello, tritura las galletas en la batidora. A continuación, derrite la mantequilla y mézclala con las galletas molidas hasta lograr una masa compacta que se pueda manipular.

Utiliza un molde de base desmoldable y cubre la superficie con la pasta de galletas logrando un fino grosor. Resérvala en el frigorífico mientras sigues con la elaboración.

Pon a calentar un cazo con un cuarto de litro de agua y añade la gelatina sin dejar de remover. Una vez disuelta la gelatina, agrega el queso cremoso, el azúcar y la nata para montar. Todo ello sin dejar de remover para lograr la mezcla total de los ingredientes. Cuando consigas una masa homogénea, retírala del fuego y déjala enfriar a temperatura ambiente.

Seguidamente, vierte la mezcla de queso sobre la base de galletas, e introdúcela en el frigorífico durante unas horas.

Por último, prepararemos la cobertura de mermelada. Para ello, calienta un poco de agua en un cazo y agrega la mermelada. Añade dos láminas de gelatina (previamente en remojo durante 5 minutos) y remueve hasta conseguir una textura gelatinosa.

Extrae la tarta del frigorífico, cubre toda la superficie del pastel con la mezcla de mermelada de fresa y vuelve a guardar en el frigorífico.

Ya tenemos listo el postre de San Valentín. Los mejores aliados para una vida saludable: ¡Salud y amor!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *