Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Men's hand on violin's fingerboard, scroll and tunning pegs on a black background Bienestar, equilibrio y salud mental
5 (100%) 6 votes

Todos tenemos una banda sonora de nuestras vidas. Y, aunque casi nadie recuerda el Oscar a la mejor canción, la música es algo realmente importante. Tiene el poder de hacernos soñar, de trasladarnos a un recuerdo pasado, de hacernos bailar y disfrutar, pero también de activar y modular nuestro cerebro.

En Saludabit siempre nos interesamos por las noticias de salud. Nuestro bienestar se ve influido por multitud de elementos,  como la música, por eso la incluimos dentro de los ingredientes para una vida saludable.

Música desde siempre

La música se cuenta como una de las primeras habilidades humanas. En todas las culturas, la música se ha erigido como elemento de unión. Muchos ritos sociales, religiosos y lúdicos tenían (y tienen) el nexo común de la música.

Además, tanto la producción como la audición musical implican a la mayor parte de nuestras capacidades cognitivas, por lo que es un elemento que puede tener una gran trascendencia en relación con el desarrollo y el aprendizaje.

Tócala otra vez, cerebro

Existe una gran evidencia sobre la modulación que produce la música sobre nuestro cerebro. Desde la más tierna infancia, las personas estamos expuestas a la música. Ello estimula el desarrollo de las conexiones neuronales de manera que el cerebro reacciona con respuestas emocionales diversas al escuchar una melodía: llanto, risa, baile…

Por otro lado, existen estudios en los que un grupo de personas es expuesto a una melodía desconocida, observándose que todos los participantes reaccionan de manera similar. De este modo, la música parece interaccionar con zonas específicas del cerebro, provocando así reacciones similares en un colectivo. La activación de zonas específicas del cerebro por parte de la música también se ha podido observar a través de neuroimagen.

Las cualidades controladas por el cerebro que parecen verse activadas en mayor medida por la música son la memoria, el movimiento, la concentración y la atención. La música es un estímulo positivo y activo en nuestro cerebro.

Además de los efectos que puede determinar la música como elemento pasivo, se han identificado diferentes modificaciones en el cerebro, en el desarrollo y en el aprendizaje derivados de la música como elemento activo, esto es, cuando se aprende a tocar un instrumento:

Neuroplasticidad

Aprender a tocar un instrumento induce cambios funcionales y estructurales en el cerebro. La plasticidad del cerebro determina que existan diferencias entre músicos y no músicos, y estas son reconocibles en diferentes áreas cerebrales involucradas en el procesamiento de información visual y auditiva, pero también en regiones frontales relacionadas con el control de procesos de alto nivel.

Estos cambios se han observado en etapas de desarrollo como la infancia y la adolescencia. Durante las etapas de la edad adulta también se siguen observado cambios cerebrales, lo que podría tener implicaciones sobre el deterioro cognitivo producido por la edad, ya que la música podría ayudar a paliarlo.

Habilidades del lenguaje

En diferentes estudios se ha podido apreciar la relación entre las clases de música y mejoras en la comprensión fonológica y en las habilidades lectoras en niños.

Memoria e inteligencia

La memoria visual, la auditiva y la verbal parecen verse incrementadas gracias a la práctica musical.

De igual modo, la velocidad para procesar información se ve mejorada con el aprendizaje musical, lo cual ha mostrado ser una importante habilidad mental para el aprendizaje en general.

También la habilidad razonadora se ha visto beneficiada en diferentes estudios por la música, lo que se relaciona directamente con la inteligencia. De este modo, se han podido observar mayores coeficientes de inteligencia en el caso de estudiantes de música frente a los que no la estudiaban.

Música para la salud

La musicoterapia se define como la aplicación de la música para lograr beneficios en determinados aspectos de la salud. Un ejemplo de ello es la disminución del estrés y la ansiedad derivado de la utilización de terapias musicales. De igual modo, la elevada activación de algunas zonas del cerebro propiciada por la exposición a la música, la convierten en una herramienta complementaria para tratar trastornos neurológicos como el alzheimer.

La terapia musical potencia la plasticidad de las zonas neuronales dañadas, creando conexiones nuevas por compensación. Por ello, puede mejorar el funcionamiento en lo que respecta al lenguaje y al movimiento.

El placer de escuchar música

La música genera una reacción similar de placer en nuestro cuerpo a la que experimenta con el sexo, la comida o ciertas drogas. Ello se debe a la liberación de dopamina en el cerebro, un neurotransmisor que se relaciona con experiencias placenteras.

Al ritmo de la música

La música induce al movimiento. El movimiento, por sí mismo, determina beneficios para la salud. El movimiento es un hábito saludable esencial para establecer un estilo de vida saludable.

¡Ponle música a tu vida!

Si quieres ponerle más música a tu vida REGÍSTRATE GRATIS EN SALUDABIT.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *