Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Bean mix with knife on wooden table Alimentos, dietas y nutrientes
5 (100%) 1 vote

Un nuevo estudio relaciona el consumo de legumbres y la mortalidad caridovascular

¡No, las legumbres no! Otra vez el suelo de las certezas nutricionales se tambalea. Otro alimento laureado pasa al territorio de la sospecha y las suspicacias. Las legumbres (y más las judías), alimentos emblemáticos de la dieta mediterránea y de cualquier tipo de dieta saludable reciben el varapalo de un nuevo estudio llevado a cabo en España. Pero, ¿debemos desechar ya las legumbres de nuestra dieta? Quizás no sea para tanto. Veamos.

Legumbres y mortalidad cardiovascular

El nuevo estudio relaciona un consumo elevado de legumbres y, específicamente, judías con un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular.

Se trata de un estudio observacional basado en el seguimiento de más de 7.200 participantes del estudio PREDIMED, cuyos principales rasgos eran ser mayores de 55 años y presentar alto riesgo cardiovascular. Los participantes eran sometidos a tres tipos de dieta: una con aceite de oliva virgen, otra con frutos secos y otra con reducción de grasas. Se hizo un seguimiento de los pacientes cercano a los 6 años.

Para valorar la relación entre el consumo de legumbres y el riesgo de mortalidad por diferentes causas, se compararon los pacientes según su grado de consumo, los que más legumbres ingerían frente a los que menos (de media, unos 28 gramos al día frente a 12 g, respectivamente). También se tuvieron en cuenta el resto de factores de confusión.

En contra de los resultados obtenidos hasta la fecha en otros estudios, un consumo total mayor de legumbres se relacionó con un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular. Teniendo en cuenta las diferentes legumbres, las judías se relacionaron con un mayor riesgo de mortalidad, mientras que el resto de legumbres por separado no se relacionaban con un riesgo aumentado.

Al observarse los resultados, una primera hipótesis explicativa sobre las judías era el hecho de que en España suelen consumirse acompañadas de carnes, embutidos y grasa animales (como en la fabada), pero la correlación persistió una vez tenido en cuanta este factor.

Al diferenciarse por sexos, el riesgo aumentado solo se mostró significativo para los hombres.

Legumbres y cáncer

Por el contrario, un mayor consumo total de legumbres, y por separado un mayor consumo de lentejas, se relacionaron con un menor riesgo de mortalidad por cáncer. Las hipótesis que se barajan para esta relación son los polifenoles de las legumbres y algunos nutrientes con potenciales efectos anticancerígenos como la fibra, la vitamina E y el selenio, entre otros.

En este caso, la relación solo fue estadísticamente significativa en hombres, pacientes con diabetes y personas con obesidad.

Finalmente, se observó que la sustitución de media ración de alimentos de origen animal por legumbres no determinaba una variación en el riesgo de mortalidad cardiovascular ni por cáncer.

¿Judías asesinas?

Antes de empezar a pensar en películas de terror y masacres perpetradas por platos regionales, hay que tomar los resultados de este estudio con cautela. Para empezar, se trata un estudio observacional que no establece relaciones causales, solo correlaciones. Por otro lado, los cuestionarios de frecuencia de consumo de alimentos utilizados en este tipo de estudios siempre determinan un factor de distorsión importante a la hora de cuantificar alimentos concretos. Finalmente, no olvidemos que el estudio se llevó a cabo en personas mayores con elevado riesgo cardiovascular, por lo que la extrapolación de los resultados puede resultar poco fiable.

En cualquier caso, el estudio es el primero de este tipo que relaciona el consumo de las legumbres (en general) y las judías (en particular) con un aumento de la mortalidad cardiovascular. Habrá que seguir atentos a futuras investigaciones y, mientras tanto, seguir consumiendo legumbres sin temer por el mañana.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *