Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Infusiones para adelgazar: qué dice la ciencia Alimentos, dietas y nutrientes
5 (100%) 14 votes

La acumulación excesiva de grasa como resultado de una ingesta excesiva y un gasto reducido de energía, tiene como resultado el sobrepeso y la obesidad.

La dieta y la actividad física se postulan como elementos esenciales para una pérdida efectiva de peso, si bien su continuidad a largo plazo es cuestionable. En este sentido, se continúan evaluando métodos efectivos para la pérdida de peso y su mantenimiento en el tiempo, entre las que se encuentran diversos medicamentos, suplementos e infusiones para adelgazar.

Los medicamentos han conseguido beneficios muy modestos en cuanto a la pérdida de peso, por medio de interferir en la sensación de saciedad o reduciendo la absorción de grasa de la comida, presentando, además, unos efectos adversos nada despreciables. Como alternativa, se  postulan algunos fitoquímicos y sustancias presentes de forma natural en plantas y extractos que se proponen como potenciales reductores de peso, por medio de la modulación del metabolismo lipídico o incrementando el metabolismo basal y la termogénesis.  Muchas de estas sustancias son polifenoles de la familia de los flavonoides.

Los flavonoides son sustancias naturales antioxidantes presentes en diversos vegetales y plantas. Se dividen en función de su estructura química en 6 subclases: flavonoles, flavonas, isoflavonas, flavanonas, antocianos y flavanoles (catequinas y proantocianidinas).

Muchas de estas sustancias se presentan en el mercado en forma de preparados vegetales o extractos que se ingieren en forma de infusiones, en muchas ocasiones con reclamos sobre su efecto reductor de la grasa corporal. Veamos qué efectos sobre el peso tienen las infusiones para adelgazar más conocidas y qué dice la ciencia al respecto.

Tipos de infusiones para adelgazar

El té (Camellia sinensis L.) es uno de los preparados vegetales que más se relaciona con la disminución de la grasa y el peso corporal. Además, tras el agua, es la bebida más consumida en el mundo. Se clasifica como té blanco, verde, oolong, negro, rojo y Pu-erh según sea su proceso de obtención. Las principales sustancias activas presentes en el té son las catequinas, conocidas principalmente por su capacidad antioxidante.

El té no es la única infusión que se relaciona con la pérdida de peso. Veamos, además del té, las infusiones para perder peso más conocidas.

Té verde

En una revisión de estudios recientes se evaluó el efecto del té verde sobre la pérdida de peso y su mantenimiento en el tiempo. Sus supuestos efectos reductores del peso se atribuyen potencialmente a los polifenoles presentes, las catequinas, junto con la cafeína, a los que se concede un efecto elevador del metabolismo.

Los resultados señalan un efecto reductor mínimo no estadísticamente significativo tanto en la reducción como en el mantenimiento del peso perdido. Estos resultados han sido corroborados por otras revisiones y metaanálisis.

En conclusión, los resultados obtenidos a partir de los estudios clínicos aleatorizados publicados no permiten afirmar que el consumo de té verde sea efectivo para perder peso ni reducir la grasa corporal.

Té rojo Pu-erh

Su origen se sitúa en la región occidental china de Yunán. Su consumo se relaciona con numerosos efectos positivos para la salud, como la pérdida de peso, pero también la disminución de los niveles de glucosa en sangre y la prevención de patologías cardiovasculares.

Las sustancias bioactivas que pueden encontrarse en este tipo de té incluyen la teobromina, diversos polisacáridos, polifenoles y cierto tipo de estatinas.

La escasez de estudios realizados con humanos no permite establecer una relación positiva entre consumo de té Pu-erh y la disminución de la grasa ni del peso corporal.

Canela

La canela se ha relacionado con un posible efecto beneficioso frente a la diabetes, la glucemia y la resistencia a la insulina (y también sobre el peso corporal).

En un metaanálisis se apuntaban posibles beneficios para la salud a partir de estudios in vitro y con animales, pero no existen estudios en humanos que los corroboren.

Té Rooibos

El té Rooibos (Aspalathus linearis) es una planta originaria de Sudáfrica, cada vez más valorada para la realización de infusiones por su sabor, aroma y ausencia de cafeína. El uso médico tradicional de esta planta en su país de origen incluía la mejora de los cólicos infantiles, de los síntomas del asma, las alergias y los problemas dermatológicos.

Los efectos beneficiosos del té Rooibos se atribuyen a su contenido en polifenoles flavonoides.

Los estudios con animales han mostrado efectos antioxidantes, antimutagénicos, inmunomoduladores y quimiopreventivos derivados de su consumo. Otros estudios apuntan a un efecto reductor de la oxidación lipídica, el colesterol LDL (malo), los triglicéridos y el incremento del colesterol HDL (bueno), sugiriendo que puede disminuir el riesgo cardiovascular y de enfermedades degenerativas.

La ausencia de estudios en humanos impide extraer conclusiones al respecto de su efecto en la reducción de peso.

Flavonoides presentes en cítricos

Los cítricos son un tipo de frutas ricas en antioxidantes polifenólicos. En particular, son abundantes en flavanonas, que suponen el 95 % de los flavonoides presentes en estas frutas.

Estas sustancias están concentradas en el albedo (la parte blanca de la piel) y las membranas internas de la pulpa, por lo que en los zumos suele aparecer un escaso contenido de flavanonas.

Algunos estudios  sugieren un efecto beneficioso en diversos parámetros cardiometabólicos, señalando que un consumo elevado podría ser un factor preventivo de enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, en estudios con animales se ha evidenciado un efecto reductor de la glucemia y mayor sensibilidad a la insulina. Todo ello podría tener un efecto positivo sobre la grasa y el peso corporal.

Sin embargo, no existen estudios en humanos que permitan concluir que el consumo de estas sustancias tenga un efecto reductor de la grasa corporal.

Resveratrol

El resveratrol es otro de los antioxidantes que se puso de moda hace unos años por sus potenciales efectos beneficiosos sobre la salud y como potenciador de la longevidad. Entre sus efectos, se señala un posible efecto reductor de la formación de adipocitos (células del tejido graso) y, por tanto, del contenido graso corporal. Además, también se punta un posible efecto lipolítico, disminuyendo la grasa corporal acumulada.

Todos estos efectos potenciales que han sido observados en estudios in vitro y con animales no han podido ser corroborados hasta la fecha en estudios clínicos en humanos.

Capsaicina

La capsaicina (y otros capsaicinoides) es la sustancia responsable del efecto picante de las guindillas y otros alimentos vegetales.

Algunos de los efectos que se le atribuyen a su consumo son el aumento del gasto calórico por vía termogénica y la reducción de la ingesta calórica derivada de un efecto reductor del apetito o saciante. También se apunta a un efecto analgésico que puede contribuir a una mejora del sueño y del balance energético.

En un metaanálisis en el que se valoró el efecto de los capsaicinoides sobre la ingesta calórica, se incluyeron 10 estudios con un total de 191 participantes. Los resultados señalaron una disminución en la ingesta calórica media en cada comida de 74 kcal, cuando se consumían previamente los capsaicinoides (un mínimo de 2 mg).

Se apunta así un posible efecto reductor de la ingesta de energía derivado de la capsaicina y sustancias análogas, si bien el pequeño tamaño de los estudios y la heterogeneidad de los mismos no permiten establecer conclusiones definitivas.

Curcumina

La cúrcuma es conocida desde hace tiempo −además de como especia− por su efecto antiinflamatorio y por sus potenciales beneficios para la salud. La curcumina es la sustancia a la que se le atribuyen la mayoría de estos efectos.

Uno de los beneficios que se le atribuyen es la contribución a la pérdida de peso, por medio, principalmente, de un efecto antiinflamatorio.

No existen suficientes estudios en humanos que permitan sustentar los efectos reductores de la grasa corporal derivados de la ingesta de cúrcuma.

Antocianinas

Los arándanos son frutos ricos en polifenoles, entre ellos flavonoides, proantocianidinas y, especialmente, antocianinas.

Diversos estudios con animales apuntan a beneficios derivados de su consumo como mejoras en la función cognitiva, protección frente a la inflamación y modulación de la grasa corporal.

Sin embargo, se necesitan estudios clínicos aleatorizados en humanos que permitan contrastar los potenciales efectos beneficiosos de las antocianinas.

Otras infusiones adelgazantes

Aparecen muy a menudo otras sustancias, infusiones y extractos a los que se le atribuyen efectos beneficiosos sobre el peso y la reducción de la grasa corporal. Ninguno de ellos está sustentado por evidencias sólidas. Entre las infusiones para adelgazar se encuentran la cola de caballo, valeriana, manzanilla, jengibre y un largo etcétera.

 


Comments

  1. Cristina Arevalo Says: junio 1, 2017 at 7:22 pm

    Eduard, estoy seguro que a los chicos ( me incluyo ) de la gran hermandad blanca les sera de gran utilidad generar una amistad, pues los temas que abordan son geniales! le dejo un saludo cordial y mucha paz!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *