Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Una persona con un ataque de ansiedad por tener que hablar en público Bienestar, equilibrio y salud mental
5 (100%) 5 votes

A veces nos sometemos a nosotros mismos a un ritmo de vida excesivo. Compaginar la vida laboral con la vida familiar, estar en forma y dedicarnos algún que otro momento de ocio nos somete a un grado de exigencia que puede llegar al límite de nuestra resistencia, tanto física como emocional.

Algunas de las situaciones a las que nos vemos obligados a enfrentamos cotidianamente pueden ser desagradables. Y nuestro cuerpo reacciona creando prevenciones contra ellas. Una exigencia demasiado grande que nos someta a un grado elevado de cansancio y agotamiento puede desembocar en una situación de estrés. En este contexto, no es descartable que se desencadene una reacción de ansiedad.

Qué es la ansiedad

La ansiedad es una emoción desagradable que surge ante una posible amenaza exterior. La reacción aguda de ansiedad no siempre es patológica, sino que puede ser adaptativa, lo que significa que cumple una función específica que prepara a nuestro organismo para que pueda enfrentarse con éxito ante un reto o situación exigente.

En la actualidad, los trastornos como el estrés, la depresión y la ansiedad están ganando terreno en las sociedades avanzadas y representan una de las causas más frecuentes de baja laboral por incapacidad temporal o permanente.

Síntomas de la ansiedad

Dependiendo de la persona que la sufra y del factor desencadenante, el episodio de ansiedad va a cursar con unos u otros síntomas. Una reacción de ansiedad presentará tanto síntomas físicos como psicológicos:

En el plano físico

Taquicardia, palpitaciones, dificultad para respirar, opresión en el pecho, sudoración,  temblores y molestias digestivas son algunos de los síntomas iniciales de la ansiedad. Si el estado de agitación por ansiedad es muy elevado, se pueden producir alteraciones del sueño, de la alimentación y de la respuesta sexual, entre otros.

En el plano psicológico

Inquietud, nerviosismo, sensación de peligro, sensación de vacío, irritabilidad, dificultad para concentrarse, dificultad para tomar decisiones, pueden ser algunos de los síntomas.

Una situación típica que crea ansiedad: hablar en público

Un ejemplo de situación en la que es habitual que se produzcan reacciones de ansiedad es la obligación de tener que hablar en público. En ocasiones, esta situación es concebida como una amenaza para el orador inexperto u ocasional. De este modo, la mayor parte de las personas reaccionan con niveles altos de activación, lo cual puede ser incluso útil para solventar el reto de manera satisfactoria (el mayor riego sanguíneo y respiración nos hace estar más ágiles y despiertos para manejar información; la agitación a la que nos vemos sometidos nos facilita el aumento en el volumen de voz, que realicemos movimientos enfáticos, etc.).

Sin embargo, una proporción de las personas que tengan que hablar en público se activarán en exceso, lo que les llevará a estar más pendientes de sus síntomas de ansiedad que de su discurso y esto acabará convirtiéndo la experiencia en algo desagradable para ellos, por lo que, en lo sucesivo, tratarán de evitarla.

Una parte menor de personas, que puede cifrarse en un 2%, puede llegar a niveles excesivos o patológicos y si acuden a un psicólogo les será diagnosticado un cuadro de ansiedad. En estos casos, enfrentarse a una situación de hablar en público puede covertirse en un reto insalvable.

Cómo combatir la ansiedad

Cuando la ansiedad se convierte en patológica, dificultando la vida de quien la padece, aparecen los trastornos de ansiedad. Para ellos, la psicología ha mostrado ser muy efectiva, por medio de técnicas cognitivo-conductuales que ayudan a los pacientes a identificar y a aprender a controlar los factores que contribuyen a su ansiedad. En casos más severos, también se puede contar con tratamientos farmacológicos con ansiolíticos.

La valoración y el examen profesional son de vital importancia para comprender el origen del trastorno de ansiedad y para poder determinar la técnica o el tratamiento que supondrá una mejor y más rápida solución del problema.

En Saludabit te recomendamos buscar asesoramiento profesional para vencer los trastornos de ansiedad. Recuerda que contamos con un teléfono de orientación psicológica entre nuestros servicios.

 

Si te gustan los contenidos como este REGÍSTRATE GRATIS EN SALUDABIT.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *