Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Piel de naranja Estética
Valora este contenido

La mayoría de las mujeres la tienen y la mayoría harían todo lo posible por no tenerla. Por ello, existen en el mercado todo tipo de tratamientos para la celulitis que prometen resultados sorprendentes en un tiempo todavía más sorprendente. Lamentablemente, en lo único en lo que son rápidos y sorprendentes es en la forma de hacer desaparecer el dinero de quienes los adquieren.

Qué es la celulitis

La celulitis se define como un trastorno metabólico localizado en el tejido subcutáneo que provoca una alteración en la figura del cuerpo femenino. Las principales zonas afectadas son la región pélvica, muslos y abdomen. En esta afección, la grasa situada bajo la piel (en lo que se conoce como tejido conectivo fibroso) queda dispuesta de manera herniada, lo que determina el aspecto típico de piel de naranja.

Debe quedar claro que no puede considerarse una enfermedad, ya que no se relaciona con una mayor mortalidad ni con mayor disposición a padecer enfermedades.

Qué causa la celulitis

La celulitis nada tiene que ver con la obesidad y es el resultado de varios cambios estructurales, inflamatorios, bioquímicos y de vascularización que determinan una nueva disposición de los tejidos. Sin embargo, existe un escaso conocimiento de sus causas. La celulitis está presente hasta en el 98% de las mujeres.

Diversos factores se relacionan con la predisposición a padecerla:

  • ser mujer,
  • ser blanca (las mujeres blancas tienen una predisposición mayor que las asiáticas),
  • como en casi todo, la genética,
  • el estilo de vida (el sedentarismo, los períodos prolongados sentadas o de pie pueden impedir un riego sanguíneo adecuado causando alteraciones microcirculatorias),
  • el embarazo (está asociado con el incremento de ciertas hormonas, como la prolactina y la insulina y a un aumento del fluido corporal global, lo que determina la formación de nuevos acúmulos de grasa y la retención de líquidos),
  • la alimentación (una dieta excesiva en hidratos de carbono, sobre todo refinados y azúcares, provoca un aumento en la secreción de insulina y promueve la formación y almacenamiento de grasa, lo que a su vez aumenta la celulitis).

Tratamiento de la celulitis

Los tratamientos para la celulitis van desde cremas de uso tópico, pasando por la aplicación de ondas de radio, hasta técnicas invasivas como la lipólisis por laser o la liposucción. Lamentablemente, solo se han podido lograr con algunos tratamientos ligeras mejorías en el aspecto de la celulitis que, además, no se mantienen en el tiempo.

De este modo, se puede decir que no existen tratamientos que se puedan considerar efectivos. En este sentido, los agentes farmacológicos disponibles, en forma de cremas de uso tópico, no presentan evidencias de su efectividad, sobre todo a largo plazo, siendo improbable que puedan modificar la arquitectura alterada que existe en las áreas afectadas.

Ni que decir tiene que todos los suplementos y extractos que se comercializan en farmacias y parafarmacias no disponen de evidencias sobre su efectividad que respalden su uso.

La pérdida de peso ha mostrado un efecto variable sobre la celulitis. Cuanto más avanzada es, mayor es el efecto producido por la reducción en el peso corporal.

En Saludabit te recomendamos la realización de ejercicio físico, ya que puede mejorar el sistema vascular de los tejidos y determinar una mejoría de la celulitis. De igual modo, un peso corporal adecuado y una dieta equilibrada  pueden determinar una mejoría en la disposición anormal de los tejidos que se produce en la celulitis.

Los futuros tratamientos dependerán de la comprensión de las bases moleculares y la influencia hormonal de la celulitis, hasta ahora no muy bien conocidas.

Si te ha gustado el contenido regístrate gratis en SALUDABIT.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *