Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

A qué se debe la caída del cabello en otoño Salud y enfermedad
Valora este contenido

La consulta sobre la caída del cabello en dermatología es de las más frecuentes en la práctica diaria, por encima incluso de consultas sobre estética, acné o cuestiones pediátricas.

Se dice que es normal que se caigan unos cien cabellos al día, y que en la mayoría de las personas estos vuelven a crecer, pero en muchos hombres –y algunas mujeres– la pérdida de cabellos no se recupera a medida que se envejece. También se identifican patrones temporales, como la caída del cabello en otoño. Veamos.

Causas de la caída del cabello

La caída del pelo puede producirse por multitud de causas. La más común es la alopecia androgénica, especialmente en hombres, con un fuerte componente hereditario. Tras esta, las alteraciones en el ciclo del cabello es la causa más habitual (efluvio telógeno), relacionándose con numerosas causas, entre las que están la utilización de anticonceptivos hormonales, dietas hipocalóricas, enfermedades infecciosas, el consumo de algunos fármacos y el estrés.

Otras causas de pérdida de cabello pueden ser las reacciones autoinmunes, como en la alopecia areata, que cursa en forma de “parches” localizados.

Ciclo de crecimiento y caída del cabello en otoño

El ciclo normal de crecimiento del cabello es de entre 2 y 3 años. Cada cabello crece aproximadamente 1 cm al mes durante la conocida como fase anágena.

La mayoría del cabello crece a la vez, aunque hay un porcentaje (cercano al 10%) que se encuentra en la fase telógena o de reposo, de unos 100 días de duración. Transcurrida esta fase, los cabellos se caerán y serán sustituidos por otros nuevos.

Una de las características del ciclo es que se pueden dar picos de caída. Esto es importante para entender por qué algunas personas creen experimentar mejoría con la utilización de productos cosméticos y suplementos vitamínicos. Su empleo puede comenzar en un momento pronunciado de caída y cuando se vuelve a una fase en la que predomina el crecimiento se percibe que el tratamiento está siendo efectivo, cuando en realidad el ciclo está siguiendo su curso normal.

La existencia de una periodicidad anual en el crecimiento y pérdida del pelo se manifiesta con una máxima proporción de fase telógena en julio. Teniendo una fase telógena de 100 días de duración, se esperaría la caída de ese pelo en otoño. Parece existir un segundo pico, aunque menos pronunciado, en abril.

Cada folículo posee su propio mecanismo de control sobre la evolución y el desencadenamiento de las diferentes fases, si bien diferentes factores sistémicos como el hormonal, las citokinas y factores de crecimiento activos pueden ejercer su influencia. También existen factores externos que pueden influir, como la presencia de toxinas y las deficiencias nutricionales.

Prevención y tratamiento de la caída del cabello

Cuando las causas son hereditarias y hormonales como en el caso de la alopecia androgénica, la prevención no resulta posible. Se puede iniciar el tratamiento, si la persona lo desea, con mayor antelación para que la pérdida no sea tan extensa.

Para evitar otros tipos de alopecia puede ayudar tener unos hábitos alimentarios saludables, no llevar peinados tirantes o muy apretados, que ejerzan mucha tracción sobre el cabello, no abusar de tratamientos químicos agresivos como permanentes, tintes, etc.

Si el diagnóstico ya se ha establecido, el tratamiento adecuado puede controlar la caída de cabello, como es el caso de la deficiencia de hierro, otras deficiencias dietéticas, patologías tiroideas, enfermedades metabólicas o endocrinas, lupus eritematoso sistémico, sífilis y otras enfermedades infecciosas crónicas o el uso de determinados fármacos.

Diagnóstico sobre la caída del cabello: el tricograma

Existen diferentes métodos desarrollados para la identificación y cuantificación de la pérdida de pelo. De entre ellos, el tricograma es la primera técnica estandarizada para este propósito y que es utilizada rutinariamente en los departamentos de dermatología.

Consiste en la observación con un dermatoscopio de la superficie del cuero cabelludo y del tallo del pelo para identificar signos de enfermedad relacionados con los distintos tipos de alopecia.

Se trata de una técnica de exploración mínimamente invasiva, además de económica y rápida. Es útil para completar el estudio del paciente, para establecer el diagnóstico y para valorar la respuesta al tratamiento.

Caída del pelo en mujeres

En mujeres sanas, la dinámica patológica de pérdida de cabello se relaciona principalmente con desórdenes en los ciclos capilares (efluvio telógeno). Sea cual sea la causa de este, el folículo tiende a comportarse de forma similar. El tratamiento más habitual y que suele ser efectivo es el minoxidil tópico.

En algunos casos, el uso de anticonceptivos orales o la terapia de sustitución hormonal puede dar lugar a una intensa pérdida de cabello, por lo que será conveniente interrumpir esos tratamientos.

 


Comments

  1. Hola,
    Estoy notando este año y el pasado que la caída de pelo que sufro en otoño se prolonga hasta mediados de invierno (comienzo de febrero aproximadamente), la cantidad no es excesiva, pero si va más allá del otorño. Cuido la dieta, llevo gorra en verano, hidrato el pelo con una mascarilla casera, y tomo suplementos de omega 3.
    ¿Me recomiendas algún tratamiento o suplemento específico o es normal esta caída?

    • Hola Carmen, la caída periódica del cabello es algo natural. Por otro lado, no es necesario tomar suplementos si tu dieta es variada. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *