Saludabit

Bienvenido/a a la única plataforma independiente de salud promovida por consumidores

Advertisement
LayerSlider

Algas marinas Alimentos, dietas y nutrientes
Valora este contenido

Ya sea por moda, por la globalización que también llega a la gastronomía o por las interesantes propiedades de las algas, el consumo de plantas marinas se ha convertido en un acto cada vez más extendido. Las dietas que incorporen algas pueden verse beneficiadas por su elevado aporte de vitaminas y minerales, si bien no es recomendable abusar de su consumo por su contenido excesivo de algunos nutrientes y de metales pesados. En cualquier caso, pueden formar parte sin problemas de una alimentación saludable.

Son de mar

Si hay algo que caracteriza a las algas es su origen marino. Esto determina que su sabor nos lleve a las más abisales profundidades oceánicas. Pero no hay que ir tan lejos para conseguirlas. Las algas se pueden obtener fácilmente de forma deshidratada y envasada en herboristerías, supermercados ecológicos y en tiendas especializadas en comida oriental. Su introducción en la cocina solo requiere un poco de imaginación y ganas de experimentar nuevos sabores y texturas.

Si están deshidratadas, primero hay que rehidratarlas dejándolas en remojo. Después ya se puede proceder a su cocinado. Por ejemplo, las algas nori, que se suelen vender en láminas, pueden utilizarse para hacer unos canelones de verduras. Las algas kombu, una vez cocidas, se pueden utilizar salteadas para elaborar diferentes platos de pasta, arroz, etc. Podemos preparar un peculiar potaje de garbanzos con bacalao, típico de semana santa, sustituyendo las espinacas por algas wakame. Unos espeguetis de mar pueden ser ideales para prepararlos en tempura o rebozados. Son muchos los platos que admiten algas como ingrediente y se trata de recetas fáciles.

Propiedades nutricionales de las algas

Existen miles de variedades distintas de algas a partir de las cuales se producen cosméticos, medicamentos, pinturas, etc. Pero las que nos interesan a nosotros son las que se utilizan como alimento o alguno de sus componentes. El agar-agar es gelatina extraída de las algas que está presente como aditivo en muchos platos preparados (el famoso alginato). Algunas son consumidas enteras, aunque estamos lejos de consumirlas tan a menudo como en Japón, donde constituyen el 25% de su dieta.

Fuente de vitaminas y minerales

Las algas son especialmente ricas en vitaminas A, C y vitaminas del grupo B.

Existe cierta controversia sobre su contenido en vitamina B12, ya que si bien se han identificado cantidades variables de cianocobalamina en algunos tipos de algas, existen dudas razonables sobre su biodisponibilidad. Es por ello que se recomienda para los vegetarianos estrictos o veganos, que tomen suplementos de esta vitamina que solo está presente en alimentos de origen animal.

En cuanto a los minerales, destacan por su contenido en calcio, magnesio, hierro, fósforo, potasio, zinc, sodio y yodo. En algunos casos, pueden incluso presentar un contenido excesivo de algunos minerales. Es el caso del sodio y el yodo. Las algas kombu y wakame pueden tener un contenido excesivo en yodo, por lo que se debe desaconsejar su consumo en personas con problemas de tiroides y embarazadas. El sodio puede ser excesivo en las algas hijiki, por lo que se desaconseja su consumo en hipertensos.

Efecto antioxidante de las algas

Los betacarotenos, componentes vegetales precursores de la vitamina A, y la vitamina C determinan un efecto antioxidante de las algas. Los antioxidantes son necesarios para contrarrestar los efectos negativos de los radicales libres, sustancias que se producen normalmente dentro de nuestro organismo.

Propiedades adelgazantes de las algas

Las algas son ricas en fibra y reducidas en grasa y calorías, por lo que pueden formar parte de dietas para el control de peso y puede suponer una ayuda para adelgazar. En este mismo sentido, puede ser muy positivo su alto poder saciante, ya que aumentan mucho su volumen al entrar en contacto con el agua. En cualquier caso, la combinación de ejercicio físico, dieta sana y hábitos saludables han mostrado ser elementos imprescindibles para lograr una pérdida efectiva de peso.

Metales pesados en las algas

Las algas tienen facilidad para retener metales pesados. Este factor está estrechamente relacionado con los niveles de contaminación marina de su lugar de procedencia (muchas son importadas de Japón y China, si bien existen cada vez más empresas españolas dedicadas al cultivo de algas). Se han observado niveles de cadmio y arsénico elevados en algunas variedades. Su consumo no tiene que ser peligroso si se consumen con moderación: no más de una vez por semana.

En Saludabit te recomendamos siempre contar con la opinión de un profesional. Benefíciate de las ventajas de nuestra plataforma de salud y contacta con un dietista online que pueda responder a todas tus dudas acerca de una alimentación sana.


Comments

  1. Ulva Lactuca: lechuga de mar. Ver la Wiki para más información. Puede conseguirse en casi todos los mares y, por supuesto, en la costa mediterránea. Sus “hojas” son perfectamente comestibles directamente como ensalada y pueden mantenerse en el frigorífico por tres o cuatro días. Eso sí, debe ser tierna y recogida en lugares de la costa alejados de fuentes de contaminación. De consistencia agradable y gusto delicado. Además, son gratis. Eso sí, hay que mojarse para conseguirlas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *