Qué es el colesterol LDL

El colesterol es una molécula que despierta siempre gran atención. Sus implicaciones sobre la salud y la cualidad de poder ser "bueno" y "malo" pueden estar en el centro de su interés. Dada su importancia en nuestro organismo, conviene tener controlados períodicamente los niveles de colesterol por un médico especialista. Sepamos más cosas sobre el colesterol.  

colesterol-LDL

Salud

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una molécula grasa que, pese a su mala fama, resulta esencial para la vida: por un lado, es un componente fundamental de la membrana de las células. Por otro, es el elemento precursor para la fabricación de multitud de hormonas, de los ácidos biliares y de la vitamina D.

El colesterol proviene de los alimentos de origen animal que ingerimos en nuestra dieta o también del que sintetizamos nosotros mismos a nivel celular, especialmente en el hígado, pero también en el intestino -el que fabricamos nosotros supone dos tercios del total, el resto proviene de los alimentos-.

Las lipoproteínas

Independientemente de cual sea su origen, el colesterol no es soluble en agua, y por tanto no puede circular libre por la sangre, que es fundamentalmente un medio acuoso, sino que requiere de un transportador que le permita desplazarse hacia los diferentes órganos y células que lo necesitan: las lipoproteínas. Se pueden diferenciar 5 tipos en función de su densidad y de su función. Los nombres de algunas lipoproteínas se corresponden en realidad con las iniciales de su denominación completa en inglés, el cual a su vez, hace referencia a la densidad de estas proteínas:

- Los quilomicrones. Llevan las grasas de los alimentos tras su absorción en el intestino hasta el hígado y los tejidos.

- Las lipoproteínas VLDL (acrónimo de very low density lipoprotein). Son las “lipoproteínas de muy baja densidad”.

- Las lipoproteínas IDL (intermediate density lipoprotein). Son las lipoproteínas de densidad intermedia.

- Las lipoproteínas LDL (low density lipoprotein). Lipoproteínas de baja densidad.

- Las lipoproteínas HDL (high density lipoprotein). Son las de alta densidad.

Desde el punto de vista del riesgo cardiovascular, seguramente las dos lipoproteínas más importantes son la HDL y la LDL, ambas referidas coloquialmente como “colesterol bueno” y “colesterol malo”, términos que no resultan especialmente afortunados pero que se han popularizado mucho.

Colesterol malo y colesterol bueno

¿Por qué se habla de “colesterol malo”? Las LDL (colesterol LDL), se encargan de transportar el colesterol desde el hígado, dónde se almacena, hacia el resto de órganos y tejidos, tiene la capacidad de penetrar en la pared que recubre las paredes internas de las arterias, donde se oxida y desencadena una reacción inflamatoria que promueve el crecimiento de las llamadas placas de ateroma, dando lugar a aterosclerosis y, como consecuencia, al estrechamiento de las arterias -pudiendo llegar a provocar, por ejemplo, un infarto de miocardio, si son las arterias cardiacas las afectadas-.

Las HDL (colesterol HDL“colesterol bueno”), tienen entre sus funciones la de retirar colesterol a nivel intracelular y transportarlo hasta el hígado para ser luego eliminado en las heces o excretado a través de los ácidos biliares. Desde el punto de vista de la aterosclerosis este proceso es muy beneficioso, porque impide la formación y el crecimiento de las placas de ateroma.

Cómo bajar el colesterol LDL

Tener niveles altos de colesterol HDL se considera un factor protector frente a eventos cardiovasculares, mientras que tenerlos bajos sería un factor de riesgo. Lo contrario sucede con el colesterol LDL. En definitiva, la situación más favorable para nuestra salud cardiovascular es tener elevados los niveles de colesterol HDL y bajos niveles de colesterol LDL.

El tratamiento de niveles elevados de colesterol LDL pasa, en primer lugar, por cambios en los hábitos alimentarios. En función de las cifras de colesterol -pero también del riesgo cardiovascular individual- es posible que sea necesario recurrir a medicación. En este sentido, conviene insistir en que el colesterol elevado es solo uno de entre los muchos factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo, el sedentarismo, la diabetes, el sobrepeso o la hipertensión arterial. No es lo mismo tener solo colesterol elevado que tenerlo y además fumar y ser hipertenso: la necesidad de tratar será mayor en este segundo caso. Puedes conocer tu riesgo cardiovascular con el Calculador de Riesgo Cardiovascular de Saludabit

3 consejos para bajar el colesterol LDL y subir el HDL

Existen medidas sencillas que pueden ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL y aumentar los niveles de colesterol HDL:

1. Conseguir un peso saludable. La disminución del peso corporal, determina una disminución de los niveles de colesterol sanguíneo.

2. Incrementar la actividad física. Hacer deporte es una manera sencilla de aumentar los niveles de colesterol HDL.

3. Disminuir el consumo de grasas saturadas. Consumir menos grasas saturadas (principalmente las presentes en animales terrestres) es la principal clave dietética para disminuir el colesterol, especialmente el LDL.

 

Saber más

- Encuentra un Nutricionista o un Cardiólogo cercano con el Plan Saludabit Plus

- Hábitos alimentarios saludables. Biblioteca Saludabit.

- Niveles de colesterol saludables. Blog Saludabit.

- Conoce tu riesgo cardiovascular. Saludabit

 

Twitsumen

El colesterol es una molécula grasa esencial para nuestro cuerpo, pero su exceso puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. #Saludabit

Compartir en: