Desayuno saludable en familia

El desayuno es la primera comida del día y, aunque no sea la comida más importante, es la primera entrega de energía y nutrientes para nuestro cuerpo.

Aunque existen nuevos estudios que ponen en duda la relación entre el desayuno y, por ejemplo, presentar o no un peso saludable, sí existe evidencia sobre la necesidad de que sea un desayuno saludable, es decir, una comida bien estructurada con los elementos adecuados.

desayuno-saludable

Nutrición

Desayunos saludables: mejor en familia

Las dinámicas familiares son esenciales para el desarrollo de los más pequeños y para que asuman su rol como miembros de la familia de pleno derecho. Las comidas en familia son necesarias para estructurar la relación de los más pequeños con la alimentación y establecer, así, unos hábitos alimentarios saludables.

Por las dinámicas individuales de cada miembro de la familia, suele ser difícil que todos coincidan en el resto de comidas del día. De este modo, el desayuno es la comida perfecta para que la familia se reúna en torno a unos alimentos saludables.

Qué es un desayuno saludable

No existe un único modelo de desayuno saludable. La primera cuestión a tener en cuenta es que habría que valorar la dieta en su conjunto y no una de las comidas por separado para ver si nuestra dieta es adecuada. En este sentido, el desayuno es la comida ideal para incluir todos aquellos elementos que no vamos a poder incluir –o no en la cantidad adecuada- el resto del día.

Podríamos, de este modo, definir el desayuno como una buena oportunidad alimentaria.

Desayunos sanos para adelgazar

En el caso de que algún miembro de la familia presente sobrepeso u obesidad, el desayuno deberá contemplar esta circunstancia. Sería recomendable, igualmente, que todos los miembros de la familia participaran de un desayuno saludable similar.

Hay que decir que hace un tiempo empezaron a aparecer estudios que señalaban la importancia del desayuno para presentar un peso saludable. Sin embargo, esta cuestión está en entredicho. En la actualidad no existen evidencias claras sobre la relación entre el peso corporal y el desayuno.

En cualquier caso, nuestra recomendación es que la dieta se debe estructurar en 5 comidas diarias, incluido el desayuno, y que todos los miembros de la familia participen de él.

La clave de una dieta de adelgazamiento es que sea capaz de establecer unos buenos hábitos alimentarios y que pueda perdurar en el tiempo. De este modo, no servirá de nada hacer un desayuno saludable si el resto de las comidas del día no responden a una estrategia común.

Un desayuno sano de dieta debería huir de alimentos excesivamente grasos o calóricos (como por ejemplo, los alimentos que encontraríamos en un desayuno típico británico) y apostar más por alimentos más ligeros, típicos de un desayuno continental, como tostadas, cereales, lácteos y fruta.

Desayunos saludables para niños

En lo referente a la alimentación familiar, desde una perspectiva educativa, es importante que los niños vean en sus padres una alimentación sana y equilibrada y unos buenos hábitos de los que puedan participar. De este modo, los desayunos en familia son una buena oportunidad para compartir hábitos y costumbres saludables.  

Qué incluir en un desayuno saludable

Cereales

Los cereales de desayuno son una opción interesante, en su versión más natural (muesli, copos d avena, etc.). No ocurre lo mismo con los cereales de desayuno de las marcas comerciales más conocidas, cuya composición está dominada por cantidades excesivas de azúcar y sal.

Lácteos

Un lácteo es ideal para incluir en el desayuno, especialmente para niños. Este puede ser leche para tomar con los cereales, un trozo de queso fresco o yogur al que se pueden añadir unos frutos secos, unas frutas del bosque, etc.

Frutas

La fruta es uno de los alimentos que debería estar más presente en nuestra dieta. El desayuno es un momento del día ideal para darle más protagonismo.
Es esencial hacer presentaciones de las frutas atractivas, especialmente en los desayunos para niños, y variar con frecuencia el tipo de fruta.
Es recomendable que la fruta se incluya entera y no en forma de zumo, para poder incluir todos sus nutrientes, en especial la fibra.

Una buena solución es presentar una fuente con diferentes tipos de fruta preparada para comer.

Aceite

La composición del desayuno debería ser lo más equilibrada posible. Por ello, debería incluir cantidades variables de grasa en su composición. De este modo, la inclusión de aceite de oliva virgen (por ejemplo, aliñando unas tostadas, junto con tomate natural) es una práctica muy interesante para conseguir un desayuno saludable.

Frutos secos

Los frutos secos son alimentos cuyas propiedades saludables (cardiosaludables, para la salud mental, etc.) han podido ser probadas en diversidad de estudios. Un puñado de frutos secos (al natural: sin freír y sin sal) es una buena costumbre a incluir en la primera comida del día.

Una combinación de todos estos alimentos o mejor, la disponibilidad de todos ellos, para desayunar en familia, puede ser la combinación perfecta para que nuestros vínculos familiares se fortalezcan al igual que nuestra salud. 

 

Saber más

- Encuentra un Nutricionista cerca de ti con el Plan Saludabit Plus

- Mejora tu alimentación con el Plan Saludabit Nutrición

- Alimentación infantil. Biblioteca Saludabit.

- Haz tu dieta mediterránea. Biblioteca Saludabit

Twitsumen

El desayuno es la primera comida del día y una buena ocasión para comer de forma saludable en familia #Saludabit

Compartir en: