Dieta para bajar de peso

Si te quieres poner a dieta para bajar peso a estas alturas del verano, es porque has llegado tarde a la operación bikini; y seguro que estás buscando alguna de esas dietas milagro para adelgazar muchos kilos en tiempo record. No queremos desengañarte tan pronto, pero puede que tu salud se vea afectada ya que lo ideal -según los nutricionistas- es perder un kilo a la semana (si es posible, mayoritariamente de grasa), es decir, sobre unos 4 kilos al mes.

Nutrición

Dieta para bajar de peso rápido

Y es que, en el fondo, la “operación bikini” no debería existir. Lo ideal, tanto desde el punto de vista de la salud, como desde el económico, es no tener que recurrir cada verano (o en cualquier otro momento del año) a una dieta de adelgazamiento. Para eso es importante tener adquiridos unos buenos hábitos alimentarios.

Pero vivimos en el mundo real y sabemos que mucha gente va a someterse a dietas para bajar de peso de procedencia insospechada, casi siempre desatinadas e incluso perjudiciales para la salud. Muchas de esas dietas son desequilibradas, determinan bastantes carencias nutricionales y provocan rápidas pérdidas de peso, pero que son propiciadas, mayoritariamente, por la disminución de agua corporal y de masa muscular, lo que está absolutamente alejado de nuestro objetivo.

Por todo ello, te queremos dar algunos consejos para no sufrir las consecuencias de los posibles errores dietéticos del verano y mejorar el peso y la salud. 

Punto de partida para bajar de peso

Antes de ponernos a dieta, lo primero es averiguar si es necesario perder peso o no, por lo que tendremos que evaluar cómo es nuestro peso corporal. Para ello, aunque existen fórmulas matemáticas y estudios antropométricos que miden el exceso de peso e incluso de grasa, la herramienta más sencilla y útil es el IMC (Índice de Masa Corporal). Este índice solo tiene en cuenta dos variables, peso y altura y, aunque no es fiable al 100% -los deportistas o las personas con mucha masa muscular pueden dar valores de IMC altos sin que presenten un exceso de grasa- el IMC puede ser un indicador muy válido de cómo es nuestro peso. Los valores de IMC superiores a 25 ya son indicadores de sobrepeso.

Dieta saludable para bajar de peso: ¿Cuántos kilos perder?

No es lo mismo perder unos kilitos (2-3 kg) que perder, por ejemplo, el 10% de nuestro peso corporal cuando este supera los límites de la normalidad. En el primer caso, será fácil volver a nuestro peso, con solo corregir los errores basados en pequeños excesos (alimentos supérfluos, exceso de alimentos refinados, snacks, dulces, fritos, etc.) o simplemente incrementando nuestra actividad física.

Pero cuando la pérdida de peso tiene que ser mayor, es muy recomendable no hacerlo solo. En este caso, lo ideal es contar con la ayuda de un profesional de la salud y la alimentación, como un dietista-nutricionista. Es el que más nos puede ayudar a establecer unas pautas adecuadas, no solo para alcanzar un peso más saludable, sino también para reeducar la forma de alimentarnos.

Consejos para bajar de peso de forma saludable

Con todo, hay tres aspectos a tener en cuenta que pueden sernos de gran ayuda para controlar el peso corporal:

1. Plato más pequeño

  • No comas a todas horas. Imponte un horario razonable, repartido en 4 o 5 comidas.
  • No picotees dulces entre las comidas. Toma una fruta, una zanahoria, unos pocos frutos secos (naturales), o un yogur natural.
  • No tragues a toda velocidad. Relájate y mastica bien para dar tiempo a los alimentos que se impregnen bien con la saliva y a que los mecanismos de la saciedad actúen y hagan su trabajo (que es hacer que pares de comer cuando ya no necesitas más alimentos).
  • No comas para matar el tiempo ni para compensar una frustración. Sal a tomar el aire, camina o haz algo de deporte.
  • El desayuno puede ser una buena oportunidad para empezar el día comiendo bien. Si empiezas bien, el resto del día lo tendrás más fácil.
  • No bebas alcohol u otras bebidas superfluas con alto contenido calórico, como los refrescos, salvo en ocasiones excepcionales. Bebe agua, mucha agua, y zumos de frutas naturales, infusiones sin azúcar y bebidas sin alcohol.

2. Más zapatilla

Es importante realizar más deporte sin tener por ello que apuntarte a un gimnasio. La finalidad es ser más activo. No hay que ver la actividad física como un “medio” para perder peso, sino como un estilo de vida. El deporte está estrechamente relacionado con una mayor calidad de vida, gracias a los efectos beneficiosos sobre la salud física y mental. Lo ideal es no hacerlo solo. El deporte en compañía siempre será más ameno y te ayudará a crear el hábito. Si nos sirve de estímulo, solos o en compañía, una aplicación móvil puede ser de ayuda para monitorizar nuestros pasos, superar retos, etc.

3. Más felicidad

Es importante no obsesionarse. Muchas veces nos venden unos cánones de belleza que no se ajustan a la realidad ni a nuestra realidad. El sobrepeso es un factor de riesgo y, como tal hay que tratarlo. Pero la dificultad a la hora de perder peso no debe llevarnos a la obsesión.

El consejo de un psicólogo y el de un dietista-nutricionista pueden ser herramientas útiles para estar más sanos y para sentirnos mejor con nosotros mismos.

 

Saber más

- Encuentra un Nutricionista cerca con el Plan Saludabit Plus.

- Calcula tu IMC. Indicadores de salud Saludabit.

- Hábitos alimentarios saludables. Biblioteca Saludabit.

- Lo que sí funciona para adelgazar. Biblioteca Saludabit.

- Actividad física y salud. Biblioteca Saludabit

 

 

Twitsumen

Una dieta para perder peso debe basarse en unos hábitos alimentarios saludables y una vida más activa  #Saludabit

Compartir en: