La terapia del taping

Qué el taping está de moda es indudable. Basta con fijarse en algunos deportistas famosos e incluso en personas que hacen deporte a diario en nuestras ciudades. Pero ¿qué es lo que persigue? ¿Es realmente útil? Intentaremos responder a estas preguntas de forma sencilla.

Bienestar

Qué es el taping

Taping es un anglicismo que deriva de tape (“cinta”). Y es que el taping se basa en la hipótesis de que al estirar y fijar una cinta elástica sobre un área corporal que se corresponde con el trayecto de un músculo o grupo muscular, y dado que la tendencia de la cinta es recuperar su tamaño inicial, la tracción que ejerce tiene un efecto positivo para aliviar molestias y lesiones musculares.

Las razones que supuestamente fundamentan este efecto son diversas. Unos afirman que la tracción ejercida por las cintas tiene un efecto sobre la propia mecánica muscular. Otros dicen que lo que mejora, debido al efecto sobre piel y tejido subcutáneo, es el flujo sanguíneo. Otros defienden que lo que realmente hace el taping es modular las sensaciones que reciben los receptores del dolor. En realidad es imposible saberlo con certeza.

Diferencias entre el taping y los vendajes funcionales

No conviene confundir el taping con los vendajes funcionales, que lo que persiguen es limitar o reconducir la movilidad de una determinada articulación sin bloquearla del todo. Los vendajes funcionales, que utilizan vendas que también son elásticas, forman parte del arsenal terapéutico tradicional en la recuperación de lesiones deportivas y pueden utilizarse también para prevenir la recaída de lesiones anteriores.

Beneficios del taping

Navegando por internet es posible encontrar numerosos artículos sobre los beneficios del taping, a veces con un indisimulado interés comercial detrás. Pero ¿qué dice la ciencia al respecto?

Lo cierto es que la bibliografía científica disponible es relativamente escasa y no aporta pruebas indiscutibles de su utilidad. Las revisiones más recientes de los estudios que existen al respecto apuntan a que, en algunos casos, especialmente cuando existe un cuadro doloroso que se alarga más allá de un mes, el taping sí parece tener un efecto beneficioso, aunque no mayor que el de otras intervenciones.

Ya con menos robustez científica, hay publicaciones que recogen experiencias empíricas de profesionales, y en este caso las opiniones son variadas. Los hay que sí le atribuyen un efecto significativo a la hora de recuperarse de una lesión, mientras que otros piensan que en realidad su efecto es poco más que el de un simple placebo.

Qué os recomendamos en Saludabit

Hay dos datos que sí podemos resaltar a favor del taping: si se usa adecuadamente, carece de efectos adversos reseñables. Por otro lado, se puede combinar con otras técnicas. Es por eso que, frente a otro tipo de técnicas, el taping puede resultar una  buena alternativa a la hora de aliviar molestias musculares derivadas de la actividad física. Eso sí, hay que usarlo de la mano de un profesional de fisioterapia familiarizado con su uso. Sacar su máximo provecho exige conocer bien la anatomía muscular (donde se origina cada músculo, donde se inserta, cuál es su acción) y, sobre todo, es importante partir de un buen diagnóstico de cuál es realmente el problema.

Twitsumen

El taping puede ser un instrumento útil para aliviar molestias musculares, en manos de un fisioterapeuta experto #Saludabit

Saber más

- Encuentra un fisioterapeuta cerca de ti con el Plan Saludabit Plus

- Habla con expertos. Saludabit

- Lesiones deportivas: la rodilla del corredor. Blog Saludabit

Twitsumen

Compartir en: