Adicción a las nuevas tecnologías

En nuestros días es fácil pasarse conectado a internet varias horas al día por medio de diferentes dispositivos. Dado que se trata de un fenómeno relatuvamente nuevo, su impacto sobre la salud todavía es incierto. En ocasiones, se ha constatado el riesgo de que se produzcan casos de adicción a las nuevas tecnologías o a "estar conectado".

Bienestar

Si llevas varias horas conectado a internet sin descanso, consultando tu correo y participando activamente en redes sociales casi sin parpadear, puede que encuentres en el presente texto buenos consejos para desconectar de las nuevas tecnologías. Si no es el caso, igualmente te puede servir para, en un futuro, saber identificar situaciones de riesgo de adicción a nuevas tecnologías.

Qué es la adicción a las nuevas tecnologías

Ahora nos parece que las nuevas tecnologías llevan con nosotros toda la vida y que la fluctuante capa de la atmósfera más cercana a nosotros se llama cobertura. Sin embargo, la implantación en la sociedad de las nuevas tecnologías es un fenómeno relativamente nuevo que ha supuesto cambios importantes en nuestra manera de relacionarnos con los demás y con nuestro entorno. Esto no tiene por qué ser negativo, pero algunas personas pueden estar en riesgo de experimentar algún grado de adicción a las nuevas tecnologías, lo que puede determinar ciertas consecuencias para la salud psicológica y física.

Una adicción es una enfermedad física y psíquica que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. En el caso de la adicción a las nuevas tecnologías, la dependencia o necesidad se crea entorno al uso de elementos electrónicos y a la conexión a internet.

Como ocurre en la adicción a sustancias, las personas adictas a una determinada conducta experimentan un síndrome de abstinencia cuando no pueden llevarla a cabo, caracterizado por la presencia de un profundo malestar emocional. Al igual que ocurre en el ámbito de las drogas, es difícil que un adicto se considere como tal.

Quién es más propenso a presentar adicción a las nuevas tecnologías

La etapa de la vida más propensa para padecer adicción a las nuevas tecnologías o ‘adicción a estar conectado’ es durante la infancia y adolescencia, si bien, este tipo de adicción puede darse en cualquier edad.

En adolescentes y niños el índice de problemas relacionados con nuevas tecnologías es creciente. La edad de inicio a la utilización del teléfono móvil va en descenso, cuando el cerebro está aún en formación y es más moldeable. A estas edades la adicción se hace patente cuando el niño o el adolescente deja de verse con sus amigos y se instala frente a la pantalla o frente a su smartphone durante horas.

Las implicaciones para la salud de la utilización excesiva de las nuevas tecnologías pueden ser de diversa índole. Algunas investigaciones señalan cómo una proporción variable de jóvenes (que puede llegar al 20%) no descansa lo suficiente debido a las nuevas tecnologías y las redes sociales, afectando a su rendimiento académico, su bienestar y a otros aspectos de su vida cotidiana. 

Adicción a las nuevas tecnologías en España

En España se han llevado a cabo algunas encuestas sobre la adicción a las nuevas tecnologías. En una realizada por OCU recientemente, se señalaba cómo una cuarta parte de los españoles mayores de edad mostraba síntomas de estar enganchado a internet. Igualmente, una cuarta parte reconoció que su vida personal dependía bastante de su teléfono móvil.

Los españoles pasamos unas 5 horas al día conectados a internet o usando nuestro teléfono móvil, un tiempo de los más altos entre los países de nuestro entorno, aunque el uso problemático del teléfono es de los más bajos.

Finalmente, según la encuesta, solo 1 de cada 4 personas con síntomas de adicción busca algún método o tratamiento para superarla.

Test de adicción a internet

Responde a este test*:

  • ¿Pierdes horas de sueño regularmente para estar conectado a internet, dedicando unos tiempos de conexión anormalmente altos?
  • ¿Te aíslas socialmente y descuidas actividades importantes como el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio, la actividad laboral o el cuidado de la salud?
  • ¿Piensas en internet constantemente y te sientes irritado en exceso cuando hay problemas de conexión?
  • ¿Eres incapaz de limitar el tiempo de conexión y pierdes la noción del tiempo?
  • ¿Mientes sobre el tiempo real que has estado conectado?
  • ¿Sientes una euforia y activación anómalas cuando estás delante del ordenador?

*Si contestas afirmativamente a una o más de las peguntas, será el momento de solicitar ayuda a un profesional.

Tratamiento de la adicción a las nuevas tecnologías

Si el test ha puesto de manifiesto que presentas cierto grado de adicción a las nuevas tecnologías o a estar conectado, deberías contactar con un profesional para tratar tu adicción.

Es preciso tener claro antes de abordar el tratamiento que en la adicción a internet o las redes sociales el objetivo final no es la abstinencia. Se trata de conductas descontroladas, pero, al contrario que en otras adicciones, resultan necesarias en la vida cotidiana. El objetivo terapéutico debe centrarse, por lo tanto, en el aprendizaje del control de la conducta.

A corto plazo, el tratamiento de choque se centra en el aprendizaje de respuestas adecuadas ante situaciones de riesgo o control de estímulos (abstinencia inicial). La segunda fase se centra en la exposición gradual y controlada a las situaciones de riesgo. De este modo, está permitida la conexión a internet durante un tiempo limitado para llevar a cabo actividades predeterminadas (primero con la supervisión de otra persona y posteriormente en solitario).

Twitsumen

Si el uso de nuevas tecnologías interfiere en tus actividades cotidianas y en tus relaciones humanas puede que tengas adicción #Saludabit

Saber más

- Encuentra un Psicólogo cercano con el Plan Saludabit Plus

- Beneficios de un buen descanso sobre la salud. Blog Saludabit

- Contra el estrés. Biblioteca Saludabit

 

 

Twitsumen

Compartir en: