Breve curso de meditación

La meditación, como todas las disciplinas, requiere el dominio de una técnica y, por lo tanto, de un periodo de práctica y aprendizaje. La meditación practicada de forma regular puede determinar diversos beneficios para la salud

Bienestar

La meditación es un tipo de práctica que hay que entrenar y en la que se alcanzan objetivos de manera progresiva. Existen diferentes tipos o escalas de meditación que nos acercan paulatinamente a un mayor control mental o, dicho de una manera más poética, a un estado superior de consciencia.

Cómo empezar a meditar

Si nunca antes hemos practicado la meditación, deberíamos comenzar por la meditación de control de la atención. Una vez dominada esta técnica, podríamos pasar a la meditación de consciencia plena o mindfulness y, finalmente, a la meditación compasiva.

En la técnica de control de la atención se solicita al practicante que centre su atención en un objeto o acontecimiento, como pueda ser la llama de una vela o en la propia respiración, evitando la divagación mental (conocida como la mente de mono, pues salta de rama en rama sin ser capaz de quedarse inmóvil), cuestión que al principio puede llegar a ser muy difícil de conseguir.

Una vez que el practicante se ha familiarizado con esta técnica y es capaz de centrar su atención en un objeto o acontecimiento durante un largo periodo de tiempo, ya es posible progresar a la meditación de consciencia plena o mindfulness. En este otro tipo de meditación, el foco se sitúa en el propio control de la consciencia. El objetivo es la autopercepción consciente, poner el foco en el momento presente, percibir exclusivamente el continente de pensamientos y no el contenido, con interés, curiosidad y aceptación. De este modo, se vive el momento presente (el único importante) intensamente y nos acercamos a nuestra propia realidad sin juzgarnos.

Finalmente, la meditación compasiva incorpora elementos de las dos técnicas anteriores. Los practicantes se centran en desarrollar amor y compasión, primero en sí mismos y gradualmente extienden ese amor a otros, cada vez más ‘difíciles de amar’ (primero a un familiar o amigo, luego a un desconocido y finalmente a alguien por el que se siente aversión).

Mindfulness para principiantes

Sin duda es el tipo de meditación que ha ganado más adeptos en los últimos tiempos.

Se trata de un modelo de meditación que surgió en el entorno clínico de Estados Unidos hace unas décadas, tratando de “occidentalizar” las tradiciones meditativas tan presentes en las culturas orientales. En estos momentos, es el modelo de meditación más estudiado y cuyos efectos son más conocidos. Este tipo de meditación se centra en dotar de valor al momento presente y vivirlo y aceptarlo plenamente.

A pesar de las limitaciones de los estudios disponibles, se puede concluir que los programas de meditación mindfulness determinan una mejora en episodios de depresión y dolor y una cierta capacidad de mejora del estrés y de la calidad de vida relacionada con la salud mental. En casos de ansiedad, los programas de mindfulness de 2 a 6 meses presentan unos efectos comparables con los que se pueden esperar del uso de antidepresivos en atención primaria, con el beneficio añadido, claro está, de no presentar los efectos adversos que sí tienen los fármacos.

El efecto beneficioso de la meditación estilo mindfulness se identifica con una menor activación de las regiones límbicas implicadas en una mayor reactividad al estrés, como la amígdala. Por el contrario, otro tipo de meditación como es la compasiva parece aumentar la activación de las regiones límbicas involucradas en la respuesta social, empatía, afecto positivo y recompensa interior.

Cómo alcanzar el mindfulness

Para poner en práctica el mindfulness lo que se pretende es abandonar la actividad errante de la mente y concentrar la atención en lo que sucede en el presente. Para ello hay que dejar de lado los acontecimientos del pasado y las cuestiones relativas al futuro. Al principio resulta complicado apartarnos de las preocupaciones originadas en el pasado y sus proyecciones futuras, pues es algo que venimos haciendo durante toda la vida. Por ello es preciso ser pertinaz y paciente, especialmente al principio. Al final, se trata de cambiar nuestra pesada mochila de preocupaciones por una ligera maleta con ruedas en la que guardar nuestra felicidad.

Twitsumen

Existen varios niveles de meditación que nos van acercando más y más a un estado superior de consciencia: atención, consciencia y compasión #Saludabit

Saber más

- Encuentra un Psicólogo cercano con el Plan Saludabit Plus

Habla con expertos. Saludabit

- Meditación y salud. biblioteca Saludabit

- Cómo ser (más) feliz. Biblioteca Saludabit

- Contra el dolor. Biblioteca Saludabit

- Combatir el estrés. Biblioteca Saludabit

Twitsumen

Compartir en: