Salud a punto después de las vacaciones

Tras las vacaciones llega el momento de volver a la vida real. Al principio puede resultar difícil y necesitaremos un tiempo de adaptación. Se trata de superar eso que algunos califican de forma exagerada depresión posvacacional y poder llevar a cabo los pequeños ajustes necesarios para optimizar nuestro estado de salud y bienestar.

salud después vacaciones

Bienestar

Para retomar nuestras actividades cotidianas y los hábitos saludables necesarios para conseguir que nuestra salud también vuelva de las vacaciones deberemos tener en cuenta varios factores clave. Vamos a ello.

Alimentación después de las vacaciones

Seguro que ha sido uno de los puntos en los que más te has relajado durante las vacaciones. Es normal. Pero llega el momento de la vuelta a una dieta completa, equilibrada y saludable. Para ello es necesario seguir unas pautas muy simples: evita los alimentos elaborados y refinados, los dulces y centra tus preferencias en alimentos vegetales no elaborados: semillas (legumbres, frutos secos, cereales, otras semillas), verduras, hortalizas y frutas. Añade algo de pescado, carne y algún lácteo.

De este modo, la dieta post vacacional debería incluir:

- 5 raciones diarias o más de frutas, verduras y hortalizas (una de las raciones de verduras y hortalizas debería ser en crudo).

- Las semillas deben formar parte de la dieta de manera primordial. Se incluirían aquí las legumbres, frutos secos, cereales integrales y otras semillas como quinoa, sésamo, amapola, etc. Esto se traduce en 4-6 raciones diarias de estos alimentos.

- Pescado de 2 a 4 raciones por semana, incluyendo pescado azul.

- Aceite de oliva virgen, tanto para cocinar, como para aliñar.

- Disminuir el consumo de carnes, derivados cárnicos y embutidos.

- Disminuir el consumo de alimentos preparados, precocinados, refinados, bollería y dulces.

- Se puede tener una dieta vegetariana equilibrada y saludable sustituyendo los alimentos de origen animal por alimentos vegetales: incluyendo un buen aporte de proteínas vegetales (legumbres, cereales y frutos secos) y haciendo hincapié en los nutrientes que escasean en los alimentos vegetales (vitamina B12, vitamina D, hierro, zinc y grasa omega 3 de origen marino).

Cuerpo

Retomar la actividad física es esencial para que tu cuerpo vuelva a su mejor versión.

La actividad física se debe adaptar a las características y posibilidades de cada cual, comenzando siempre de forma progresiva. La edad y la condición física previa determinarán el tipo de actividad óptimo para cada persona. También se deberá tener en cuenta el periodo de inactividad durante las vacaciones, a no ser que hayamos tenido unas vacaciones activas.

Si queremos aprovechar el inicio del curso para emprender una práctica deportiva nueva, debemos comenzar a realizarla de manera progresiva. De este modo, se evitarán lesiones y contratiempos de salud.

Mente

Es importante cuidar el aspecto psicológico una vez que retomamos nuestras actividades cotidianas. Una de las circunstancias que nos pueden sobrevenir tras el periodo vacacional es el estrés. Para combatirlo, se ha mostrado efectiva la práctica de deporte y la meditación, intentando huir de medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos. Los ejercicios de respiración también pueden ser recomendables, ya que la persona estresada tiene una respiración corta y poco profunda. Habría que trabajar un tipo de respiración más profunda e intensa que haga penetrar el oxígeno en la parte baja de los pulmones.

Practica la meditación

La meditación puede ser una práctica positiva para mantener nuestra mente despierta y equilibrada, en plena forma.

Si nunca antes hemos practicado la meditación, se puede comenzar por la meditación de control de la atención. Para ello, hay que centrar la atención en un objeto, como la llama de una vela o en la propia respiración y mantener fija la atención durante un periodo de tiempo. Posteriormente, se puede progresar a la meditación de consciencia plena o mindfulness. En este otro tipo de meditación, el foco se sitúa en el propio control de la consciencia, poniendo el foco en el momento presente.

Aumentar la felicidad

No está demás aprovechar la vuelta a las actividades cotidianas con el objetivo de ser más feliz y tomarse las cosas de manera positiva. Afrontar los problemas como retos o posibilidades es una buena técnica para aumentar tanto las posibilidades de resolverlos, como incrementar el bienestar personal. Es importante no focalizar en lo negativo.

El desarrollo de virtudes personales puede determinar un mayor grado de felicidad y autosatisfacción. Las 5 fortalezas o virtudes que se relacionan más directamente con la satisfacción en la vida son la esperanza, la vitalidad, la gratitud, la curiosidad y el amor. Fomentarlas y trabajarlas puede tener una repercusión directa sobre la felicidad.

Metas a corto plazo

Los objetivos nos indican una dirección hacia la que ir. Por lo tanto, proponerse metas a corto plazo es una buena manera de mantenernos activos y ocupados en aquello que realmente deseamos. Alcanzar una meta aumenta la satisfacción y la felicidad y nos mantiene motivados en la vida. Ya queda menos para la Navidad.

Descanso

Muchas veces, las vacaciones, en lugar de un periodo de relajación y descanso se convierten en un periodo frenético del que salimos agotados. Es fundamental por ello que recuperemos unos buenos hábitos de descanso. El descanso es fundamental para que nuestro rendimiento, tanto mental como físico, sea el óptimo. Durante el descanso se produce la reparación de tejidos dañados y la restauración de las reservas energéticas.

Según la edad, deberíamos dormir las siguientes horas:

  • Recién nacidos: 16-18 horas al día.
  • Niños preescolares: 11-12 horas al día.
  • Niños en edad escolar: 10 horas al día.
  • Adolescentes: 9-10 horas al día.
  • Adultos: 7-9 horas al día.
  • Personas mayores: 7-8 horas al día.

Saber más

- Encuentra un médico cerca con el Plan Saludabit Plus

- La nevera Saludabit de la alimentación saludable. Biblioteca Saludabit

- Actividad física y salud. Biblioteca Saludabit

- Cómo ser más feliz. Biblioteca Saludabit

- Cómo el sueño puede mejorar el estado de salud. Blog Saludabit

Twitsumen

Después de las vacaciones la adaptación a la rutina puede ser costosa. Unos sencillos consejos pueden servir para hacerlo de manera sencilla y mejorar nuestra salud #Saludabit

Compartir en: